martes, 30 de diciembre de 2008

EN PUNTA ALTA – PROVINCIA DE BUENOS AIRES


Fundada el 2 de julio de 1898, la ciudad de Punta Alta, está ubicada en el extremo sudoeste de la provincia de Buenos Aires, a 673 kilómetros de Capital Federal y a sólo 26 kilómetros de Bahía Blanca, siendo la cabecera del partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales.

El monumento a Carlos Gardel luce en su frente un mural artístico realizado y cocinado a 1000 grados de temperatura, por la artista bahiense Amalia Vergara, quien lo dibujó en base a una fotografía de Carlos Gardel, obtenida en 1933 por el fotógrafo del cantor, José María Silva.


Con una altura de 5,52 metros y una superficie de 46 metros cuadrados, el monumento fue concebido por Héctor José Patrignani, vecino de la ciudad, quien se encargó también de dirigir su construcción, solventar los gastos y cederlo sin cargo alguno a la Municipalidad del partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales, a los efectos incrementar el acervo arquitectónico de la ciudad de Punta Alta.

Fue inaugurado el 25 de mayo de 2008 en la intersección de las calles Roberto Patrignani y Pasaje Gutiérrez, acceso a Barrio Albatros V, aunque su emplazamiento original estaba previsto en el Parque Sarmiento.

No le fue nada fácil a Héctor Patrignani construir el monumento a Gardel, desde su aprobación por Ordenanza Municipal Nº 2.943, de fecha 25de abril de 2005, que también determinó su ubicación en el Parque Sarmiento, sito en la intersección de las calles Humberto 1º esquina Quintana, hasta su inauguración del 25 de mayo de 2008 en el acceso al Bario Albatros V.

En el libro de visitas de su sitio en Internet(1), puede leerse que el 2 de febrero 2006, Lito Carbonell le pregunta: ¿Por qué no se han podido iniciar las obras del monumento a Carlos Gardel? Es mucho el tiempo que ha pasado, y estás en deuda con lo que gustamos del tango. ¿Será construido alguna vez?

Al día siguiente responde Héctor José Patrignani: Sigo remando con el tema del monumento. No hay forma de ponernos de acuerdo con la municipalidad, respecto a su ubicación, en el parque Sarmiento. El municipio quiere colocarlo dentro del mismo parque, yo me opongo terminantemente. No es un monumento para esconderlo y menos para exponerlo al vandalismo. El próximo lunes 6 tengo audiencia con el señor intendente. Le entregare la nota que te transcribo al final. Dejé pasar 4/5 meses a ver si la cosa se enfriaba. Veremos que pasa. Si esta nota no corre, volveré a remar de cero.


Iré de nuevo al Consejo Deliberante, pediré la derogación de la ordenanza y solicitare una nueva, en otro lugar. Creo que podría ser frente a la Casa del Niño, en la plazoleta existente (si es que me autorizan). Esto va para largo, salvo que el sr. intendente recapacite que ya cedí hasta 16,68 metros hacia adentro del parque, contando desde la ochava. Jamás pensé que podría ceder tanto. De aquí en más, no cedo ni un centímetro más. Esto es terminante, o se hace con esta sesión, o el monumento no se hace (al menos en Punta Alta), porque si no llegamos a un acuerdo, se hará en Bahía Blanca, donde espero no tener tantos palos en la rueda

Otra funcionaria municipal, la señora arquitecta Liliana Pereyra Huerta, también es quien fogonea el retiro del monumento hacia el interior del parque, no teniendo en cuenta los dictámenes que me confeccionaron y firmaron tres arquitectos paisajistas, y que yo le entregue personalmente a esta señora. Esta funcionaria es de "planta", por lo que tendría que esperar que se jubile, para ver si su sucesor cambia de criterio. (Ante un cambio de gobierno municipal, la señora seguirá en su función).

Los abogados ya me están instruyendo para iniciar una posible demanda judicial al ejecutivo, por incumplimiento de los deberes de funcionario publico, atento a que la ordenanza, lo dice clarito: "en la intersección de las calles Humberto 1º y Quintana". No dice: "adentro del parque". Veremos.

El 12 de febrero de 2006, Lito Carbonell escribe nuevamente en el libro de visitas: Gracias por la explicación. Ahora, lo que no entiendo, es la postura de la Municipalidad. ¿A que se debe o cual podría ser la causa?

Y el 21 de febrero del mismo año, contesta Héctor José Patrignani: ¡Me encantaría saberla!

Luego de estos mensajes, no hay más detalles de cómo se llegó a su ubicación definitiva, aunque es viable suponer que las autoridades de Punta Alta comprendieron que Héctor José Patrignani, les estaba donando un monumento al más grande cantor de todos los tiempos y sólo pretendía ubicarlo a la vista de todo el mundo y protegerlo del vandalismo.

Héctor José Patrignani, músico saxofonista, integró diversos grupos musicales. Es el actual presidente del “Grupo Gomías y Gotán” y propietario de la marca comercial homónima, registrada en el “Instituto Nacional de la Propiedad Industrial” (“INPI”), de la Republica Argentina, por disposición 72/97 y resolución I- 052/99 de dicho organismo, publicada en el “Boletín Oficial de Marcas” el 13 de diciembre de 2000.

El “Grupo Gomías y Gotán”, autodefinido como: “Fusión de amigos dedicados al estudio, divulgación y apoyo de la música que identifica nuestro ser nacional: El Tango”, inició su actividad en un domicilio particular de la ciudad de Punta Alta reuniéndose por primera vez el 4 de marzo de 1991.

Con motivo del “Día Nacional del Tango”, el grupo iniciaba su actividad pública el 11 de diciembre de 1991, presentando un recital de tango en el Teatro Colon de la calle Rivadavia, de la ciudad mencionada.

Desde hace dos años, las reuniones se realizan en el salón de fiestas del señor Héctor José Patrignani, ubicado en su domicilio particular en la calle 9 de julio 524, de Punta Alta, donde ha construido un quincho con todas las comodidades y sabor a tango por su decoración, para que este grupo pueda realizar sus habituales reuniones, ya que no disponen de una sede estable.



PRESENTACIONES DE CARLOS GARDEL EN PUNTA ALTA

Gardel se presentó por primera vez en Punta Alta en septiembre de 1918. Fue con su compañero de dúo José Razzano y el guitarrista José Ricardo en una extensa gira por las provincias de Buenos Aires y La Pampa, junto a la orquesta de Roberto Firpo, organizada por Max Glücksmann para promocionar la venta de sus discos Nacional.

Esta actuación no está registrada por los biógrafos de Gardel, pero se conoce por medio del gran bandoneonista Pedro Maffia, quien siempre recordaba su incorporación a la orquesta de Roberto Firpo, cuando le fuera presentado en Punta Alta por Carlos Gardel y José Ricardo.

Cabe agregar que la fecha de este encuentro debe haber sido en el mes de septiembre de 1918, pues está documentado que el dúo Gardel-Razzano y la orquesta de Firpo, se presentaron desde el 12 al 17 de dicho mes en el Teatro Municipal de Bahía Blanca, ciudad vecina de Punta Alta.

Su segunda y última presentación fue en mayo de 1933 en el Teatro Español. En esta ocasión deleitó al público como cantor solista, con el acompañamiento de sus guitarristas Horacio Pettorossi, Guillermo Barbieri, Domingo Riverol y Julio Vivas.

No se conoce con exactitud el día en que se presentó Gardel. Algunos autores afirman que fue el 22 de mayo, pero ese día –según Miguel Angel Morena- estuvo en Coronel Pringles. Más probable es que el evento haya sucedido el 18 de mayo, pues el día anterior había actuado en Olavarría y desde el 19 al 21 en el Palacio del Cine de Bahía Blanca y que al igual que en 1918, sería la fecha más acorde, dada su cercanía.

Más allá de la fecha exacta de la presentación de Gardel, valen los recuerdos de los testigos, como el de Pedro Miguel Frías, en su kiosco en Irigoyen 129, al lado del Cine Español, quien recuerda: Nací en Bahía Blanca en el año 26, donde mi tío tenía un kiosco. El dueño del Cine Español de Punta Alta lo invitó a poner el kiosco en el hall del Teatro y nos vinimos para acá.

Una de las mejores anécdotas que yo tengo es acá en el cine, porque yo era el más chico y me gustaba el tango. La llegada de Gardel al Teatro Español, convocó un gran gentío. El señor Taranto, encargado del Teatro Español, le hizo entrega de un ramo de flores en la Sociedad Española y realizó un copetín para Gardel y su comitiva.

Cuando Carlitos se enteró del gentío que había afuera, que no había podido conseguir entrada para verlo y oírlo cantar, se asomó al balcón de la Sociedad Española, corrió la cortina del vidrio, llamó a los guitarristas y cantó "El día que me quieras" y "Cuesta abajo", a la gente que estaba abajo, eso fue un acabóse, porque la gente se volvía loca.


(1) Quienes gusten conocer más detalles del monumento a Carlos Gardel en Punta Alta y sobre su creador Héctor José Patrignani, se recomienda la página: http://www.grupogomiasygotan.com.ar/

Ahí también puede verse la sección “Galería de Fotos”, con las correspondientes imágenes desde el inicio de la construcción en septiembre de 2007, los diferentes grados de avance de la misma, el monumento terminado, la gran cantidad de placas de los admiradores del “Zorzal Criollo”, el acto inaugural del 25 de mayo de 2008 y las actualizaciones posteriores.


ANEXO (agregado del 4 de septiembre de 2009)

Con respecto a la presentación de Gardel en Bahía Blanca desde el 12 al 17 de septiembre de 1918, fecha publicada por Miguel Angel Morena en su libro “Historia Artística de Carlos Gardel” (página 54 de la edición de 2008), Carlos Benítez me informa que no es correcta, ya que en realidad Gardel estuvo en Bahía Blanca desde el 6 de septiembre de dicho año, tal cual puede apreciarse en la edición del día siguiente del Diario “La Nueva Provincia”, que me enviara adjunta.


Puede leerse entonces: No nos equivocamos al suponer que al Municipal acudiría ayer numerosa concurrencia a presenciar el debut de la compañía de variedades.

Y además podemos apreciar el éxito alcanzado por Gardel y su compañero: Los tres números de que estaba formado el programa agradaron a la concurrencia, particularmente la orquesta Firpo y el dueto Gardel-Razzano que tuvieron que repetir varios números.


Agrega Carlos Benítez que los días 16 y 17 de septiembre, Gardel ya no estaba por Bahía Blanca, tal cual puede verse en la edición del día 15 de dicho mes del citado diario, que anunciaba el debut de la afamada soprano Adelina Agostinelli a partir del día siguiente en el Teatro Municipal.


Agradezco a Carlos Benítez el envío de la presente documentación, producto de su investigación, e invito a visitar su página http://www.radiosantiguas.4t.com/ donde además de poder ver un ítem dedicado a Carlos Gardel, puede aprenderse sobre las radios antiguas, el arte de la restauración de las mismas y la conservación del patrimonio cultural, que Benítez realiza sin fines de lucro.

Agradezco igualmente a nuestra común amiga Clara Koser, titular de las páginas http://www.gardel.us/ y http://www.HermosoGardel.com/ que hizo posible el contacto con Carlos Benítez.