martes, 23 de mayo de 2017

El tren de Gardel - Valle Edén - Uruguay




Desde el 10 de octubre de 1952 hasta el 9 de marzo de 1953, llegaron a Uruguay siete trenes Diesel hidráulicos de tres cuerpos cada uno, adquiridos por licitación internacional a la empresa “Simmering Graz Pauker A.G.” de Viena, Austria.


Pintados de azul en su parte inferior, blanco en su parte superior y una franja roja en el medio, los trenes fueron puestos en servicio por la “Administración de Ferrocarriles del Estado” (“F.A.E.”).

Se destacaban por el confort que brindaban al pasajero, con su revestimiento interior en madera de nogal, techos altos, sistema de calefacción y ventilación, asientos de cuero para dos personas a ambos lados del pasillo central, dispuestos frente a otros dos con una mesa en el medio, contando además con refrigerador, cocina, bar y servicio de mozos.


La velocidad que alcanzaban estos trenes era de 120 kilómetros por hora, pero su rendimiento no fue el esperado, pues estaban preparados para ganar velocidad en largas distancias siendo forzados en tramos cortos entre las estaciones, produciendo serios problemas mecánicos, que sumado a la falta de experiencia del personal de mantenimiento y el mal estado de la red ferroviaria, funcionaran en su estado original hasta 1963, poco antes de cumplir 10 años de servicio.

En el año 1966 en una prueba no autorizada oficialmente, entre Montevideo y Punta del Este, en el ramal a Rocha y La Paloma, entre las estaciones de La Sierra y Repecho, en un tramo llano se logró alcanzar la velocidad máxima de 156 km/h, récord todavía vigente en Uruguay.


A principios de 1996, los dos últimos “Simmering”, números 305 y 330, fueron remolcados hasta la estación “Valle Edén”, donde permanecen abandonados hasta el presente.


Algunas fotos del “Simmering” 305.


Algunas fotos del “Simmering” 330.


Recién en 2016 el “Simmering” 305 fue pintado y pasó a denominarse “El tren de Gardel”.




En el frente pintado de amarillo y blanco, luce además del nombre de “El tren de Gardel”, lo que pareciera ser el mapa del departamento de Tacuarembó y un fragmento de la canción “El día que me quieras”, de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera.





En el lateral izquierdo del tren, aparece el dibujo de la “Estancia Santa Blanca”, el lugar donde nació Gardel según sostienen quienes apoyan el nacimiento del “Mago” en Uruguay.


El resto del lateral no se alcanza a leer, pudiéndose ver luego una guitarra y un fragmento del tango “Por una cabeza”, de Gardel y Lepera”, escrito sobre un pentagrama, con los tres caballos que llegan al disco, siendo el del medio el que apostó el “Zorzal Criollo”.


El último tramo del lateral no ha sido pintado.


Damos la vuelta al final del tren y vemos algunas fotos del lateral derecho.


De izquierda a derecha, es decir finalizando en el frente del tren, se puede ver lo siguiente:

“Nosotros traemos de nacimiento dos vacas, un mate y Carlos Gardel”. Carlos Maggi. Pensamiento del escritor, abogado, periodista, historiador y dramaturgo uruguayo, Carlos Alberto Maggi Cleffi, nacido el 5 de agosto de 1922, en Montevideo, donde falleciera el 15 de mayo de 2015, a los 92 años de edad.


La frase la publicó en 1964 en su ensayo “Gardel, Onetti y algo más”.
 

A continuación, aparece un fragmento del tango “Volver”, de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera.


La bandera uruguaya.


“El tango en Broadway”, la segunda película filmada por Gardel en Estados Unidos, en 1934.


El avión “F 31” del “Servicio Aéreo Colombiano”, (“SACO”), donde el idiota de Samper llevara a la muerte a Gardel y sus compañeros de gira, en el aeródromo “Olaya Herrera” de Medellín, el 24 de junio de 1935.


Una pareja bailando un tango.


Un caricaturizado Carlos Gardel, sonriente y empilchado, que expresa, “Soy uruguayo nacido en Tacuarembó de profesión artista”.


El texto está basado en la “Carta de Ciudanía Argentina”, del 7 de marzo de 1923.



domingo, 14 de mayo de 2017

Homenaje a Edith Piaf y Carlos Gardel




El sábado 25 de febrero de 2017 se llevó a cabo el espectáculo “Homenaje a Edith Piaf y Carlos Gardel”, en la “Casa de las Asociaciones”, en la ciudad de Alcobendas, en el municipio de Madrid, España.


El evento fue organizado por “Diverlírica” y “Asociación de Alumnos de la Escuela de Música” (“AEMA”), contando con la participación de la soprano Chantal Garsán, el tenor Angel Walter y la pianista Celia Laguna, a quienes vemos en el anuncio junto a las fotos de los homenajeados.


Un buen artículo sobre el homenaje puede leerse en el siguiente sitio:


El cual contiene además de grabaciones en MP3, los siguientes dos enlaces de videos, en homenaje a Edith Piaf, subidos a YouTube.


Y la interpretación del tenor Angel Walter de la canción “Rubias de New York”, de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, con la imagen del querido cantor y las rubias proyectada en una pantalla utilizada como telón de fondo.


Y un listado de los temas interpretados, dedicados los números pares al “Gorrión de París” y los nones al “Zorzal Criollo”, los cuales son: “Guitarra mía”, “Melodía de Arrabal”, “Rencor”, “Rubias de New York” y “Por una cabeza”, cantados por Angel Walter y “El día que me quieras” en dúo con la soprano Chantal Garsán, acompañados todos por Celia Laguna en el piano.

En el Facebook de “Diverlírica” pueden verse proyecciones de las imágenes de ambos artistas y de Carlos Gardel sólo.


Rubén Garrido López subió a Flickr las siguientes tres fotografías.



Y cuatro más en el siguiente sitio.





sábado, 6 de mayo de 2017

Club de tango, cultura y recreación El Zorzal Criollo Carlos Gardel – Santiago de Chile




El Club de tango, cultura y recreación “El Zorzal Criollo Carlos Gardel”, fue fundado en Santiago de Chile el 3 de junio de 1967, obteniendo su personería jurídica el 3 de julio de 1979.


Así lo demuestra la placa identificatoria que lucía en su sede, de la cual no pude conseguir información, no sabiendo en consecuencia su domicilio y si la entidad existe todavía.


La placa, atornillada al marco de madera, apareció publicada en el sitio “Mercado Libre” de Chile y de allí obtuve los datos.



Se trata de una placa de bronce de 55 x 40 cms, con letras impresas y pintadas a mano con la técnica del trabajo al ácido.