lunes, 10 de noviembre de 2008

EN LA CONFITERÍA "EL VESUVIO" – BUENOS AIRES

Sita en Avenida Corrientes 1181, a metros del Obelisco, fue fundada en 1902 por el matrimonio Cocitore, que arribaron desde Italia con la primera máquina para elaborar helados en nuestro país.

La máquina era manual y consistía en un gran cilindro de cobre que se rellenaba con leche, crema, azúcar y demás ingredientes. El cilindro se cubría con cuatro capas de hielo y sal para obtener una temperatura de -30° centígrados y encima se tapaba con lonas, para que dos personas accionaran la manivela durante dos horas aproximadamente hasta obtener el helado.

“El Vesuvio” comenzó así a funcionar como la primera heladería del país, ampliando su rubro en la década del veinte para asegurarse la actividad del local durante todo el año, transformándose en confitería e incorporando el clásico chocolate con churros y posteriormente la pastelería artesanal.

Con el paso de los años se fue convirtiendo paulatinamente en un local de referencia de las mas variadas personalidades del quehacer político, cultural, artístico y deportivo como Carlos Gardel, Julio de Caro, Jorge Luis Borges, Alfredo Palacios, Tita Merello, Hugo del Carril, Luis Sandrini y Juan Manuel Fangio, entre otros no menos importantes.

El homenaje a Gardel está representado en una pared donde se exhiben los rostros de figuras del tango y la escena nacional, destacándose el de "El Morocho" por su mayor tamaño con respecto al resto.


En el primer piso, se encuentra una serie de estatuillas de tamaño menor que el normal, que caricaturizan a Aníbal Troilo, Roberto Goyeneche, una pareja de bailarines y por supuesto Carlos Gardel, que si bien no es el Gardel que me agrada ver, es lo que hay.


Las fotos de los muñecos fueron tomadas con motivo de reunirnos algunos foristas del sitio http://www.todotango.com/ en "El Vesubio", el sábado 6 de octubre de 2007, recibiendo a Rodolfo Parisi, argentino residente en Estados Unidos.


Detrás de las mismas completa el decorado el cuadro "Los Amigos", que incluye también al máximo cantor de todos los tiempos.


Actualmente "El Vesuvio" es sede permanente de exposiciones de pintura, fotografía, escultura, literatura y espectáculos musicales, en los que el tango es un protagonista excluyente, tanto en su domicilio original, como también a pocos metros del mismo, donde inauguraron en noviembre de 2006 "El Complejo Cultural El Vesuvio", ubicado en Avenida Corrientes 1187.


El miércoles 25 de octubre de 2006 se descubrió una placa al ser declarado "Sitio de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires" por la Legislatura porteña, cuyo texto es el siguiente: "Heladería y Confitería El Vesuvio. Declarada Sitio de Interés Cultural por su aporte a la Identidad Porteña desde 1902".




Paula Franzi autora de los muñecos, es egresada como profesora de Escultura y Dibujo de la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredon, perfeccionándose en escultura en el taller del profesor Rubén Locaso y en el taller de dibujo del profesor Salvador Benguya, realizando seminarios de postgrado en la Escuela Superior de Bellas Artes E. de la Cárcova.


Es maestra curricular de Educación Plástica en educación primaria, ayudante en la cátedra Oficio y Técnica de la Escultura profesor Antonio D Aniello, y docente de la Escuela de Cine Infantil y Juvenil de la Municipalidad de Vicente López.

Entre 1996 y 1999 fue jefa del área de escultura del Taller de Realización de Muñecos del Parque de la Costa. Desde 1989 realiza muñecos, trajes, máscaras y títeres para producciones de televisión, teatro, cine y publicidad.


Además de la escultura de Gardel y sus acompañantes en el Vesuvio, realizó las de la Plaza Enrique Santos Discépolo en el Pasaje Butteler, la Plaza Roberto Goyeneche en Donado y Tamborini, la Plaza Rodolfo Walsh en Chile y Perú, la Plaza Mafalda en Colegiales, y el Homenaje a Osvaldo Pugliese en Corrientes y Scalabrini Ortiz.



1 comentario:

Anónimo dijo...

DEBO RECONOCER QUE RECIEN ME ESTOY ENTERANDO EN DONDE ESTUVE CANTANDO Y ME DA UNA GRAN EMOCION . EN SU OPORTUNIDAD CANTE EL CANTOR DE BUENOS AIRES Y ME FUE MUY BIEN (SEGURAMENTE EL MAESTRO ME DIO UNA MANO), ANTES DE CANTAR SIMPRE ME ENCOMIENDO AL MAESTRO CARLOS GARDEL PARA QUE NO ME FALLE LA GOLA .SOY DE NEUQUEN ,AFICIONADO Y EMPESE A CANTAR A LOS 55 AÑOS Y ESTE LUNES 15 IRE A CANTAR NUEVAMNTE UN ABRAZO TANGERO !QUE VIVA EL TANGO.....!