domingo, 25 de octubre de 2009

EN PALMIRA – PROVINCIA DE MENDOZA

Fundada en 1884, Palmira fue declarada ciudad en 1972, formando parte de uno de los quince distritos que conforman el Departamento de General San Martín, en la provincia de Mendoza.

Debe su nombre a la mujer que atendía junto a su esposo Pedro Massmann, una posta ubicada en la orilla del río Mendoza.

Respecto al proyecto de erigir un monumento a Carlos Gardel en Palmira, puede leerse en el Diario “Uno”, de Mendoza, en su edición del 25 de noviembre de 2002, donde Carlos C. Chacón escribe:

Nuestra comisión de homenajes tiene, entre otros proyectos, el de levantar un busto al Zorzal Criollo en el paseo Juan B. Justo, cerca de la calle que lleva el nombre del artista. Por tal motivo, continúa la Campaña del Bronce, por lo que invitamos a todos a adherirse a la iniciativa.

No sería la primera vez que el ex maestro rural, investigador e historiador, Carlos Chacón, buscara convertir proyector en realidad. En el Diario “Los Andes” del 3 de agosto de 2001, se leía: propuso a la Municipalidad de General San Martín la creación de espacios verdes en predios de Palmira. Una propuesta sería un parque ecológico y recreativo sobre la margen este del río Mendoza, con anfiteatro, camping y ranchos que erradicarían el basural. La otra iniciativa es el parque recreativo Pastor Juárez, donde se podría hacer una cancha, un centro tradicionalista y un balneario, según publicara el Diario “Los Andes” el de de agosto de 2001.

A su vez en la edición del mismo diario del 15 de marzo de 2006, se anunciaba bajo el título: “Comenzarán las obras para hacer un anfiteatro en Palmira. Demandará un año de trabajo y estará sobre lo que ahora es un viejo basural. Habrá también un parque con churrasqueras y canchas”.

"Desde hace tiempo que los vecinos luchamos por la erradicación de este basural", comentó el historiador de la ciudad de Palmira Carlos Chacón y agregó: "Desde el año 2000 hay en la comuna un proyecto que pedía esta obra y finalmente ha comenzado a ser realidad".

Es de esperar entonces que Carlos Gardel cuente con su monumento en Palmira, posiblemente demorado por el siguiente artículo publicado en
el cual puede resumirse según explica Juan Vila, vicepresidente de la Unión Vecinal.
“También había otras fuentes de trabajo muy importantes como la fábrica Noel, que empleaba a 2.000 trabajadores, o la Duperial (hoy ISI, fabrica de ácido tartárico y alcohol etílico) que tenía unos 400 obreros”, comenta Juan Ortiz, vecino de la zona y agrega: “Hasta fines de los años ’70 la gente aquí podía destinar el 30% de lo que ganaba a esparcimiento. Hoy todo eso se acabó”.

Efectivamente, con la llegada de los ’90 Palmira hace un vuelco y empieza a escribir su historia más triste. La privatización de los ferrocarriles fue un mazazo para la ciudad y el cierre o la reducción drástica del personal en las fábricas completó un paisaje desolador que dejó a miles en la calle, muchos de los cuales hoy viven de changas o planes sociales. “Es una vergüenza que una ciudad con 42.000 habitantes deba realizar cualquier trámite en San Martín o en Mendoza”.

“Tenemos un centro de salud desmantelado, en los últimos 7 meses cambiaron cuatro veces al comisario porque cuando anda más o menos bien se lo llevan a Mendoza, las veredas del centro están destruidas, las plazas olvidadas y muchas calles siguen siendo de tierra. Por todo esto Palmira parece un pueblo detenido en el tiempo”.


ACTUACION DE CARLOS GARDEL EN PALMIRA

La única presentación del máximo cantor en Palmira, ocurrió el 29 de agosto de 1924, en “Pista-Bar Cantos”, tal cual detalla Carlos C. Chacón en la citada opinión del Diario “Uno”, de Mendoza, del 25 de noviembre de 2002, la cual reproduzco.

Sobre Carlos Gardel en Palmira

Señor Director:

A propósito de la nota aparecida en páginas 8 y 9 de Diario UNO de fecha 19 del corriente, referida a visitas de Carlos Gardel a Mendoza, principalmente a su actuación artística en la entonces Villa de Palmira, en 1924, deseo dejar aclarado y a la vez enriquecer algunos puntos de esa columna periodística escrita por Fabián Sevilla en la ocasión.

En primer lugar debo señalar que quien suscribe no fue testigo, como dice la nota, de la actuación de Carlos Gardel en Palmira (cuento con seis décadas de vida), soy estudioso de la vida y obra del Zorzal Criollo, al tiempo que dirijo la campaña Por Rescate del Patrimonio Histórico y Cultural de Palmira, para la cual investigo y recopilo datos sobre el pasado palmirense.

Respecto de la actuación de Gardel en Palmira el 29 de agosto de 1924, en Pista-Bar Cantos, cabe destacar la rica y amplia investigación que realizara el historiador Carlos Quintana (ya fallecido) sobre la vida del Morocho del Abasto, vecino aquél que colaborara con los trabajos de mi autoría que ya realizaba sobre la historia del distrito.

Es oportuno agregar, para enriquecer la historia de Gardel en Palmira, que con motivo de homenajes a su memoria que anualmente realizaban sus admiradores en Palmira, nos acompañaba la señora Claudia Anzorena, quien había asistido en 1924 a la Pista-Bar Cantos, en ocasión de la actuación del Zorzal Criollo y recibido como obsequio una fotografía con la imagen del artista, hoy en nuestro álbum de recuerdos, además de la dedicatoria de un tango durante el espectáculo, según doña Claudia. Esta sí testigo presencial falleció en 1996 a los 92 años de edad y guarda en Palmira el más profundo recuerdo.

Cabe agregar finalmente que Carlos Gardel estrenó en Palmira el tango Cascabelito, por lo que consideramos a esta obra musical nuestro himno local.

Carlos C. Chacón
Palmira

El enlace para verlo completo es el siguiente: http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/imprimir.php?id=13541

Cabe aclarar que en su libro “Historia Artística de Carlos Gardel”, la actuación del “Zorzal Criollo”, no está registrada. Pero sí es importante destacar que el prestigioso autor consigna la visita del Príncipe de Piamonte, Humberto de Saboya, a varias provincias argentinas, coincidiendo entonces con la actuación aproximada de Gardel en Palmira, citada por Carlos Quintana y Carlos Chacón.


No hay comentarios: