miércoles, 30 de abril de 2014

En el Estadio Gran Parque Central - Montevideo - Uruguay



Inaugurado el 25 de mayo de 1900, en el terreno donde se encontraba la “Quinta de la Paraguaya”, donde José Gervasio Artigas fue nombrado “Jefe de los Orientales” en 1811, el “Estadio Gran Parque Central”, está situado detrás de la sede del “Club Nacional de Football”, en la calle Carlos Anaya 2900, entre Jaime Cibils y Comandante Braga, en el barrio La Blanqueada, Montevideo, República Oriental del Uruguay.


Es el estadio de fútbol más antiguo de América y el decimoquinto en todo el mundo, siendo reconocido por la “FIFA” por ser el primer escenario donde se disputara un partido por la “Copa del Mundo”, el 13 de julio de 1930, entre los seleccionados de Estados Unidos y Bélgica, pues el otro partido inaugural entre Francia y México, se jugó simultáneamente en el desaparecido “Estadio Pocitos” del “Club Peñarol”.


El predio pertenecía a la “Empresa de Tranvías a La Unión y Maroñas”, siendo usufructuado desde el 17 de marzo de 1911 por el “Club Nacional de Football”, donde hace habitualmente las veces de local, siendo el principal escenario deportivo del Uruguay hasta la inauguración del “Estadio Centenario” en 1930.

El “Club Nacional de Football”, fue fundado el 14 de mayo de 1899, de la fusión de los clubes “Uruguay Athletic Club” y “Montevideo Football Club”, siendo considerado como el primer club de fútbol uruguayo, y el primer club criollo de América, identificándose con los colores blanco, azul y rojo, que fueron tomados de la bandera del máximo prócer de la independencia uruguaya, José Gervasio Artigas.




De ahí surgen los apodos de “Albos” por su camiseta blanca, “Tricolores” por los colores identificatorios, “Bolsos” por el bolsillo en su camiseta, “Parquenses” en referencia a la ubicación del estadio y “Decano” por ser el primer club del país.

El domingo 6 de octubre de 2013, en el marco del “Día del Patrimonio”, fue inaugurada una hermosa escultura de cuerpo entero de Carlos Gardel, sentado en un banco ubicado frente al  palco “Atilio Narancio”, de la tribuna “José María Delgado”, del “Estadio Gran Parque Central”.


Sonriente y elegante, en actitud de estar presenciando un partido de fútbol, Gardel luce un traje azul, con sombrero gris, camisa celeste con rayas azules y cuello y puños blancos, corbata a rayas rojas, blancas y azules, pañuelo rojo en la solapa, zapatos negros, medias azules y polainas blancas.


Sobre su pierna izquierda cruzada, apoya su brazo izquierdo, luciendo su tradicional anillo y los gemelos en su camisa, mientras que su brazo derecho se apoya en el asiento, deslizándose por el respaldo, para apoyar su mano en el extremo del banco.


Veamos seguidamente algunas de las cientos de fotos de la escultura publicadas en diversas páginas de “Internet”. 






El autor de la escultura Alberto Morales Saravia, con autoridades, familiares, amigos y público en general. 









Gonzalo Vázquez Gabor. 


Su esposa, Adriana Sánchez Papariello.


Eduardo Cuitiño.


Irresistible fotografiarse junto a Carlos Gardel. 




El escultor y retratista Alberto Morales Saravia fue el encargado de efectuar la escultura, la cual con un peso aproximado de 100 kilos, realizó en un complejo trabajo de tallado en barro, cobertura de fibra de vidrio, montaje, ensamblado y pintura, que le demandó aproximadamente un mes de trabajo.



Un video puede verse en el siguiente enlace: 


Alberto Morales Saravia también subió a su Facebook el proceso de fabricación de la escultura.




La escultura del “Mago”, como gustan apodarlo en Uruguay, está inspirada en una fotografía con la presencia de Gardel en el “Estadio Gran Parque Central”, durante el partido entre Nacional y Barcelona, disputado el 1º de septiembre de 1928. 


Otra fotografía en el mismo estadio fue tomada el 15 de julio de 1930, cuando “El Morocho” presenció el partido entre Argentina y Francia, por la rueda clasificatoria del mundial del año 1930.



La celebración continuó en la sede social del Club Nacional, de acuerdo a la siguiente programación.



Tal como estaba programado, Alberto Morales Saravia, pintó en vivo este hermoso retrato de Carlos Gardel. 


Visto bien de cerca en la foto que se tomaron Gonzalo Vázquez Gabor y su esposa Adriana Sánchez Papariello.


Al igual que con la escultura del “Zorzal Criollo”, el artista subió a su Facebook la secuencia fotográfica de su obra.



Presencia del “Mudo” en la sede del “Club Nacional de Football” y los expositores Gonzalo Vázquez Gabor, Hugo Indart, Ignacio Pou y Eduardo Cuitiño, de izquierda a derecha.



Los tres libros presentados.


Sobre el lugar de nacimiento de Carlos Gardel estamos por cumplir 90 años que se vienen enfrentando las dos posibilidades de que naciera en Toulouse el 11 de diciembre de 1890, o en Tacuarembó en fecha incierta que abarca desde 1880 al 11 de diciembre de 1887.

Ya que nadie puede nacer en dos lugares ni en fechas diferentes, cada uno tiene su creencia al respecto (la mía es la que figura en el ángulo superior derecho del presente blog), pero nadie es el dueño de la verdad, y entiendo que una importante herramienta para poner luz en el tema son los estudios oficiales de ADN de los involucrados, por lo cual cierro mi opinión con el siguiente párrafo tomado del libro expuesto por Gonzalo Vázquez Gabor. 


Respecto a si Gardel era hincha de Nacional, hay que agregar su presencia el en la concentración de los tricolores el 26 de octubre de 1933 en la habitación 32 del Hotel Biltmore en la ciudad de Santa Lucía, y su amistad con el jugador Pedro Petrone.


Pero los simpatizantes de Peñarol, que dicho sea de paso, consideran que su club es el verdadero decano del fútbol uruguayo e incluso que fueron ellos quienes inauguraron el “Estadio Gran Parque Central”, están convencidos que Gardel era hincha de los aurinegros, según podemos ver a continuación. 






Personalmente creo que el gran cantor no fue simpatizante de ningún club de fútbol, a pesar que soy hincha fanático del “Racing Club” de Avellaneda, sino que concurría a los estadios para ver en acción a los jugadores o amigos como Pedro Ochoa “Ochoita”, Domingo Tarascone, Raimundo “Mumo” Orsi, Pedro “Perucho” Petrone, José Piendibene, Joseph Samitier, Ricardo “El Divino” Zamora, Vincenç Piera y Franz Platko, entre otros, y de ahí que festejara indistintamente los goles de un equipo u otro, o de un país u otro.





Su guitarrista Guillermo Barbieri, simpatizante del “Club Atlético Huracán”, llevaba a Carlos Gardel al estadio del “globito”, para que el cantor se hiciera hincha del mencionado club.




Aunque según Horacio Ferrer, en el libro “La historia del tango”, registra la visita de Gardel a la cancha de su eterno rival, el “Club Atlético San Lorenzo de Almagro”, pero sin informar la fecha en que sucedió.


También está documentada la presencia de Gardel en el estadio del “Club Atlético Newell's Old Boys” de Rosario, aunque el “Zorzal” no simpatizaba con dicha institución. 




Cómo hemos visto al querido cantor le gustaba ver los partidos que jugaban los seleccionados de Uruguay y Argentina, tanto en el mundial del 30, como también en otras ocasiones.



Pero sin lugar a dudas el futbolista que más admiró en su vida fue el jugador del “Fútbol Club Barcelona”, su gran amigo Joseph Samitier.


Al igual que el “Racing Club” de Avellaneda, dónde Carlos Gardel iba a ver los partidos para ver jugar a “Ochoita”, seguía las presentaciones del “Barça” para ver a Samitier, ya sea en España, cómo en Argentina, Uruguay o Inglaterra.



Si bien tuvo amistad con otros jugadores del plantel, cómo Ricardo “El Divino” Zamora, Vincenç Piera y Franz Platko, fue con su gran amigo José Samitier con quien incluso se fotografiara junto a su madre en Barcelona en 1929.