jueves, 28 de enero de 2010

EN EL CENTRO CULTURAL ESTACIÓN MAPOCHO – SANTIAGO DE CHILE

Ubicada frente a la “Plaza de la Cultura”, el edificio de la estación Mapocho del ferrocarril, fue construido entre 1905 y 1912, e inaugurado en 1913, celebrando el centenario de la independencia de Chile.

La estación Mapocho llegó a ser la más importante de Chile. Desde ella salían los trenes a Valparaíso y a La Calera, en donde se combinaba con los trenes al norte llegando hasta la ciudad de Iquique. En Llaillay se realizaba el trasbordo a Los Andes, para combinar con el ferrocarril Trasandino, en dirección a Mendoza y Buenos Aires.


En diciembre de 1976, mediante el Decreto Nº 1290, fue declarada Monumento Nacional, pero el inexorable paso del tiempo fue deteriorando el edificio y en 1987 fue clausurado, cediéndolo la Empresa de los Ferrocarriles del Estado de Chile a la CORFO (Corporación de Fomento de la Producción) para que vendiera el inmueble y lo privatizara.

Afortunadamente, con el retorno de la democracia, en febrero de 1991 se constituyó la Corporación Cultural de la Estación Mapocho, institución sin fines de lucro que en mayo del mismo año llamó a Concurso Nacional de Arquitectura para rescatar este emblemático edificio.

De una veintena de proyectos presentados, la propuesta ganadora remodeló el edificio, con un costo total de aproximadamente diez millones de dólares, que fueron financiados por el Gobierno de Chile, surgiendo de esa manera en 1994 el Centro Cultural Estación Mapocho, espacio con una superficie de más de veinte mil metros cuadrados distribuidos en cuatro niveles, destinado a la difusión cultural del país.


Dicho centro recibe la visita de aproximadamente un millón de personas anualmente, comprendiendo diversas actividades, como expresiones artísticas y culturales, ferias, congresos y conferencias internacionales.

Precisamente albergó desde el 1º al 16 de noviembre de 2009, la vigésimo novena edición de la Feria Internacional del Libro de Santiago, (Filsa).


Con la bandera argentina flameando sobre el edificio del Centro Cultural Estación Mapocho, la feria contó en la apertura con la presencia de las presidentes de Chile y Argentina, Michelle Bachellet y Cristina Fernández de Kirchner, respectivamente, y los gobernadores de San Juan, José Luis Gioja y de Neuquén, Jorge Sapag.

Los aproximadamente 1500 libros presentados por nuestro país, no fueron puestos en venta, sino que una vez finalizado el evento, se donaron a instituciones educativas chilenas, según explicara Silvia Maldonado, asesora de Asuntos Culturales de la Cancillería.
Se presentaron antología de cuentos de Leopoldo Marechal, Rodolfo Walsh, Ezequiel Martínez Estrada y Roberto Arlt y entre nuestros escritores contemporáneos estuvieron presentes César Aira, Rodolfo Fogwill, Fabián Casas, Damián Tabarovsky, Claudia Piñeiro y Federico Jeanmaire.

La Revista Ñ del diario Clarín, del 1º de noviembre de 2009, bajo el título de “Fuerte presencia de la cultura argentina en Chile”, destacaba:Previéndose más de 450 actividades culturales; encuentros con escritores chilenos y argentinos; presentaciones de libros, debates, conferencias, teatro, música, cine, danza, espectáculos diversos. Argentina participa como invitado de honor y San Juan tuvo el privilegio de contar con un stand durante tres días, ya que en turnos similares se presentan 15 provincias argentinas. Argentina ha preparado una importante muestra de su creación literaria y artística, con la asistencia de sus más destacados escritores, músicos, expositores, actores y bailarines”.

Pero lo que más nos interesa a nosotros, de acuerdo a los fines perseguidos en este blog, son las notas periodísticas que expresan lo siguiente: La Secretaría de Cultura de la Argentina exhibe en el ingreso a la Feria tres figuras de cera que personifican a Carlos Gardel José Luis Borges y María Eva Duarte de Perón, además de una cartelería de lujo.


El predio donde se celebra del encuentro cultural más importante de Chile recibe a sus visitantes con unas esculturas en tamaño real de Jorge Luis Borges, Eva Perón y Carlos Gardel, muy cerca de una original exposición de afiches dedicada a los íconos argentinos.

Grandes fotografías en blanco y negro de Rodolfo Walsh, Julio Cortázar, Haroldo Conti, Juan José Saer, Raúl González Tuñón, Alfonsina Storni y de otros escritores cuelgan orgullosas en la parte superior del stand argentino, entre decenas de papelitos de colores celeste y blanco.

Esculturas muy particulares de Evita, Gardel y Borges reciben a los visitantes que llegan al predio, mientras se escucha música de Charly García en los parlantes y en los pasillos del complejo se pasean funcionarios, editores y escritores argentinos.

Luego de ser recibidos por esculturas en tamaño real de Jorge Luis Borges y de Eva Perón, en el hall de entrada, los visitantes podían sorprenderse con una serie de afiches que condensaban diversos íconos de la argentinidad: desde Carlos Gardel, el "Che" Guevara y Diego Maradona hasta el dulce de leche, el mate, el choripán y el glaciar Perito Moreno.

Si bien los artículos citados son algo contradictorios, pues se habla correctamente de las tres estatuas (Evita, Borges y Gardel) y erróneamente también se menciona sólo a los dos primeros, mientras que se cita en cambio un afiche de Gardel.

Personalmente no estoy de acuerdo en difundir música de Charly García, ni en exhibir al “Che” Guevara como un ícono representativo de los argentinos. Pienso cuanto más grato debería haber sido escuchar por los parlantes a Mercedes Sosa, o publicitar afiches con las imágenes de los doctores Esteban Laureano Maradona, Luis Federico Leloir o René Favaloro, por citar sólo algunos nombres.
En cuanto a la estatua de Gardel, está bastante bien lograda. Tal vez el ala derecha del sombrero esté un poca baja, pero el porte en general es más que aceptable.

Aparece con toda su elegancia, trajeado, con corbata, con la clásica imagen de la mano izquierda en el bolsillo del pantalón y el cigarrillo en la mano derecha.

Lo que sí, creo ver un error en el cigarrillo, pues ampliando la fotografía, parece notarse demasiado largo y con filtro amarillo y en la época de Gardel, los mismos eran cortos y sin filtro, pero como siempre afirmo, lo importante es la intención de haber pensado en Gardel, nuestro gran embajador.


Nota: La joven chilena Claudia Ramos y su amigo son quienes aparecen en algunas de las fotografías junto a las estatuas de Eva Perón y Carlos Gardel. Agradezco el envío de las mismas.

sábado, 23 de enero de 2010

EN BENITO JUÁREZ - MÉXICO


El Municipio de Benito Juárez, está ubicado en Quintana Roo, uno de los estados que junto con el Distrito Federal, conforman las 32 entidades federativas de México.

Realizada en madera terciada, la imagen de Carlos Gardel se encuentra en la entrada del restaurante “Big Steak House”, sito en la avenida Kululkan.


Basado en una conocida fotografía suya, Gardel elegantemente vestido de traje, sostiene un cigarrillo en su mano izquierda, mientras su mano derecha sirve para señalar el cartel publicitario del negocio.


Las fotografías fueron tomadas en diciembre de 2001 y los que acompañan a Gardel son los bailarines Sherwin y Elaine, quienes estando de viaje por Benito Juárez, aprovecharon para fotografiarse como recuerdo.


Las fotos fueron remitidas a los también bailarines y profesores de dicho arte Erica y Douglas, quienes tienen su academia en la ciudad de Chicago, en Estados Unidos.

Anteriormente Erica había sido miembro fundador de la academia del Tango Argentino en Dallas, y Douglas, que nació en Honduras, bailaba otros ritmos musicales.

viernes, 22 de enero de 2010

EN MADERA TERCIADA – VALLE EDÉN – TACUAREMBÓ – URUGUAY


Se encuentra ubicada en el Museo Carlos Gardel en Valle Edén, a 21 kilómetros de Tacuarembó.


El monumento dedicado a Gardel, es similar al existente en el Hotel Concordia en la ciudad de Salto, y consiste en una fotografía de “El Morocho”, pegada sobre la madera y asentada en una base rígida, según me informara Martina Iñiguez.


Gardel luce impecablemente vestido de traje, con ambas manos en los respectivos bolsillos del saco, aunque su rostro está serio, sin su clásica sonrisa.

Para hacer la escultura más parecida a la fotografía original de Gardel, posiblemente tomada en la playa “La Mulata” de Montevideo, se han colocado en la base unas piedras.


Detrás de Gardel, han escrito una leyenda que dice:


Se puede ver también otra imagen en madera siguiente


También inspirada en otra foto de Gardel en Uruguay.


Si bien no comparto en absoluto la idea de un supuesto nacimiento de Gardel en Tacuarembó, reproduzco la misma como tal, pues entiendo que una inscripción no aporta nada relevante sobre otro lugar de nacimiento, que no sea la ciudad de Toulouse, en Francia.

jueves, 21 de enero de 2010

EN EL HOTEL CONCORDIA – SALTO - URUGUAY


El “Hotel Concordia”, está situado en la calle Uruguay 749, en pleno centro de la ciudad de Salto.

El hotel fue construido hacia 1860, siendo el más antiguo del Uruguay. Estuvo alquilado por más de 40 años, siendo recuperado por la descendiente de sus propietarios, la Licenciada Margalet Maglio, también descendiente de Juan Maglio “Pacho”.

En la habitación 32, que fuera ocupada por Carlos Gardel del 23 al 25 de octubre de 1933, se ha convertido desde 1999 en el "Espacio Gardel", un museo gardeliano, donde se exhibe el mobiliario que utilizara, más elementos recuperados posteriormente, como un baúl en el que transportaba su vestuario, elementos de toilette, discos originales y fotografías.

En el enlace http://www.granhotelconcordia.com.uy/habitacion_gardel.asp
se puede leer y ver imágenes sobre el tema.

Vale recordar que El 24 de octubre de 2005 fue declarado de Interés Nacional por la Presidencia de la República y declarado Patrimonio Arquitectónico y Cultural.

Yendo al monumento dedicado a Gardel, consiste en una imagen suya, elegantemente vestido con traje cruzado de color gris, pañuelo blanco en la solapa y corbata roja, con ambas manos en los respectivos bolsillos del saco.


Indistintamente, su figura realizada en madera terciada, puede verse en algún lugar del hotel, como salas o pasillos y especialmente en la puerta de la habitación 32.


Aunque no es igual, está basada en la siguiente fotografía del máximo cantor, tomada posiblemente en la Playa La Mulata de Montevideo.



PRESENTACIONES DE CARLOS GARDEL EN SALTO


En sus últimas actuaciones en Uruguay, realizadas en octubre de 1933, Gardel actuó los días 23 y 24 en el Cine Ariel de Salto, el 25 en el Florencio Sánchez de Paysandú, el 26 y 27 en el Cine Politeama Colón de Mercedes y el 28 y 29 en el Teatro Maccio de San José.

Esta mini gira por el interior uruguayo, nos permite comprobar que estuvo alojado en el Hotel Concordia de Salto, los días 23 y 24, ya que el 25, cantó en Paysandú. En otro orden, es erróneo que Gardel se hubiera alojado en el mencionado hotel en el año 1912, como indican diversos sitios de Internet.

Secundado por sus cuatro guitarristas Horacio Pettorossi, Guillermo Barbieri, Angel Riverol y Julio Vivas, se presentó en el Cine-Teatro Ariel.

Del sitio Web indicado leemos: Las crónicas de la época dicen que la aclamación del público fue estrepitosa. y cuentan los salteños memoriosos que a último momento, ante el tumulto que se había formado fuera del recinto entre quienes no habían podido obtener su boleto, el “Mago” ordenó abrir de par en par las puertas.

miércoles, 20 de enero de 2010

EN "ALMACÉN DE TANGO" - MENDOZA

Está ubicado en la calle Perú 1244 de la ciudad de Mendoza.

Inaugurado el 17 de agosto de 2007, es un restaurante, al que se suma un espectáculo audiovisual, consistente en un escenario con la actuación de bailarines, músicos y cantores, obras de artistas plásticos locales y proyección de videos en dos pantallas gigantes.

El negocio es de propiedad de Luis Cella, un reconocido productor de televisión y teatro, siendo durante los últimos quince años el productor ejecutivo del programa “Hola Susana", con Susana Giménez, tarea que abandonó para abrir el local de referencia.

Desde la inauguración del resto-show, la figura de Carlos Gardel realizada en madera terciada, recibe a los clientes en la puerta de entrada, y durante el espectáculo se ubica en el interior.

Gardel está vestido de traje color marrón claro, con su brazo derecho abierto, apoyando su mano en la cintura, mientras que su brazo izquierdo está estirado con su mano generalmente apoyada en una pared.

La inspiración del artista creador, se basó en una conocida foto del “Zorzal Criollo”, en la puerta de la casa de su madre, en la calle Jean Jaurès 735, del barrio del Abasto.

miércoles, 13 de enero de 2010

EN PARRILLA CHORIBAIRES - BELGRANO - BUENOS AIRES


Está ubicada en la esquina formada por las calles Ciudad de la Paz y Mendoza, en el barrio de Belgrano.

La imagen de Gardel suele estar apoyada en un árbol, o en el poste que sostiene el toldo del comercio, y es similar a la de una heladería ubicada en el barrio de Palermo, desarrollada en la entrada:
 

Como le han puesto un helado en la mano, da la impresión que se trata de la misma escultura, que fuera facilitada por un comercio al otro, o que se trate de los mismos dueños.

jueves, 7 de enero de 2010

EN LA HELADERÍA FILIPPO – PALERMO - BUENOS AIRES


Está situada en la esquina formada por las calles José Luis Borges y Costa Rica, en el barrio de Palermo.


Cuando el transeúnte se va acercando a la esquina de referencia, va divisando la inconfundible imagen de Gardel, apoyado casi siempre en el poste que indica el nombre de la calle, o en el semáforo, como si estuviera recostado en un buzón.

Gardel está vestido de traje, con una mano en el bolsillo del pantalón y sosteniendo un helado con la otra. No se aclara cual es su mano derecha y su izquierda, dado que la figura es visible de ambos lados, por lo cual, según de que lugar se la contemple, puede ser la tanto la izquierda la que esté en el bolsillo de su pantalón o viceversa.

La escultura, realizada en madera terciada, no es plana, abriéndose hacia los pies, como si fuera una bisagra o una escalera de mano, abierta de manera que puede sostenerse a sí misma.

Si bien no está dentro de los lugares elegidos como paseo turístico, la gente que camina por la zona, o que pasa con su vehículo, gusta de sacarse alguna foto, como recuerdo.

Lamentablemente, el tiempo y el vandalismo han ido deteriorando la escultura, siendo común notar pintadas, punciones y rayones sobre la misma.


Según me informaron los propietarios, hace ya 13 años que Gardel está en esta esquina y próximamente será reemplazado por otro.

A continuación comparto cuatro fotografías que tomara mi hija Guadalupe con su celular, el 9 de febrero de 2010, done en compañía de mi nieta Lucila, tomo del hombro al querido "Zorzal Criollo".


De paso podemos constatar que Gardel está realizado en tamaño natural, pues mi estatura es de 1.71 metros.