martes, 28 de abril de 2009

EN CÚA – URDANETA - VENEZUELA

Cúa es la capital del Municipio de Urdaneta en el Estado Miranda de la República Bolivariana de Venezuela.

Los historiadores no se han puesto de acuerdo en cuanto al significado de su nombre. Para algunos es voz de origen cumanagoto, de la lengua Caribe que significa “Cangrejo”, otros sostienen que su nombre está asociado con Apacuana, la valiente guerrera indígena que habitó estas tierras y que luchó ferozmente contra los Españoles y una tercera opinión entiende que se debe al aborigen Cue, aliado de los españoles, a quienes ayudó generosamente en la fundación y consolidación del pueblo.

En cuanto al monumento dedicado a Carlos Gardel, consiste en un busto de 40 centímetros de alto, por 30 de ancho y 20 de profundidad.

Colocado sobre un pedestal de cemento y ladrillo de 1.20 metros de alto, por 50 centímetros de ancho e igual profundidad, está situado en la Plaza Carlos Gardel, en la otrora calle Real de La Familia y actualmente llamada también Carlos Gardel.

El monumento fue inaugurado el 24 de junio de 1975, coincidiendo con los cuarenta años de la desaparición física de Gardel, en un acto que contó con la participación de oradores y cantantes venezolanos y la presencia del embajador argentino en Venezuela.

El autor del busto fue el escultor Fortunato Esquivel, ya fallecido. Autodidacta, había aprendido de niño a modelar en arcilla, dedicando su vida a la escultura popular e ingenua. Elaboró bustos de personajes de interés como el Carlos Gardel, medallones como el del indio Cue emplazado en la Farmacia de la Plaza Zamora y gran cantidad de esculturas por encargo, que hoy forman parte de colecciones particulares. La Escuela Infantil de Pintura Fortunato Esquivel, es un recuerdo a su memoria.


¿POR QUE UN MONUMENTO A GARDEL EN CUA?

Es sabido que Gardel llegó a Venezuela el 25 de abril de 1935 y partió el 22 de mayo del mismo año. Actuó en varias ciudades, pero no se conocen presentaciones suyas en Cúa. Cabe entonces la pregunta ¿Por qué un monumento en Cúa?

Creo que la mejor respuesta la ofrece Manuel Vicente Monasterios Gómez, en su artículo “El fenómeno de Carlos Gardel”, dedicado a la “Hermandad Gardeliana de los Valles del Tuy”, del cual por razones de espacio realizo el siguiente compilado:

Carlos Gardel llega a La Guaira el jueves 25 de abril de 1935. Era la primera gira que el exitoso cantante hacía por la América Latina, después de la filmación de sus películas en Francia y Estados Unidos. Es el primer artista reconocido como fenómeno de masas, porque logra su difusión por los medios de comunicación de la época tales como el disco, el gramófono, la radio en su momento inicial y el cine parlante.

La fuerza de la personalidad de Gardel, su capacidad interpretativa, su extraordinaria voz y la letra de los tangos representan el principal capital del cantante. Con relación a las letras que llegan a Venezuela, podemos notar que se deja a un lado el “Malevaje” de los bajos fondos porteños y el uso del “Lunfardo”, para presentar letras con poesía de gran calidad, como las de los tangos “Volver”, “El día que me quieras”, ”Sus ojos se cerraron”. Especialmente los tangos de las películas filmadas por Gardel, tienen un mensaje de amor, de redención, incluso de profundo dolor, sin llegar a lo patético de los tangos del arrabal, con su carga de miserias humanas, sus verdades de prostitución, proxenetismo y la guapetonería de los tangos de conventillo y burdeles.

La estrategia comercial de Gardel y su equipo le lleva a componer tangos con letras más universales, menos localistas, con temáticas que producen a los oyentes la identificación con el discurso y la profundidad de sus contenidos. Hay un fenómeno de personalización entre los admiradores y admiradoras de cantante, en muchos aspectos de la vida. Las muchachas de la época le ven como el hombre de sus sueños, el marido ideal. Un macho bueno sin la brusquedad en el trato que caracterizaba al macho criollo de aquellos años. La mujer era vista como un adorno o un objeto. Ellas veían en Gardel el ideal del hombre triunfador, que alcanzaba sus metas en la vida. Es la primera vez en que los venezolanos pueden sentir de cerca a alguien que ha cosechado la fama, el bienestar económico y el reconocimiento mundial. Además era un hombre de 45 años, con muy buen físico y soltero.

Los hombres venezolanos también se identifican con Gardel, tratan de imitarlo, se crea una moda en el vestir, en el peinado y hasta en el habla. Es sabido que el Dr. Rafael Caldera, era admirador del cantante argentino-francés y se ha peinado durante toda su vida al estilo gardeliano. El mismo Rómulo Betancourt, menos apegado a modas, disfrutaba en privado de los tangos. Al igual que Andrés Eloy Blanco y Gonzalo Barrios. Muchos son los venezolanos de diversas profesiones que sienten una pasión especial por tango, especialmente los de Gardel.

Carlos Gardel mueve los cimientos de la conciencia del venezolano de 1935. Estaba el país aletargado y sometido a la voluntad omnímoda de Juan Vicente Gómez. A través de Gardel, el venezolano siente que hay un mundo diferente, donde el rigor y la mano poderosa del dictador no llegan. Que ese mundo tan lejano para el común, representa la libertad, la oportunidad y la superación personal. Sin que Gardel se propusiera utilizar un mensaje de tipo político, su sola presencia motivaba la búsqueda de esa nueva realidad desconocida, pero muy bien representada en 1935, en un triunfador como Gardel. Sabía el venezolano de entonces que su nación estaba cerrada al siglo XX. y que ese tipo de triunfadores no se podían dar aquí, por falta de condiciones .Sólo ante fenómenos como Carlos Gardel la conciencia del colectivo nacional, de un pueblo sometido a una férrea dictadura, rompe las cortinas del miedo. Y se ve en las calles de Caracas la más grande manifestación de masas del siglo XX. Gardel tiene que actuar privadamente para el general Gómez, en su refugio de Maracay, entre otras interpretaciones, se recuerda por su contenido simbólico para el momento, la canción “estilo” campera: “Pobre gallo bataraz”. Esta interpretación impresiona al dictador, el cual se siente identificado en la letra donde se habla de un pobre gallo viejo y enclenque, que ya no sirve ni para dar consejos y está al borde la muerte. El General emocionado felicita a Gardel y sus acompañantes y le entrega 10.000 bolívares, que el artista pretendió no aceptar. Luego Gardel en su viaje a Colombia, de paso por Curazao, entrega los 10.000 bolívares a los exilados venezolanos en esa isla.

El mito gardeliano se refuerza con la tragedia de Medellín. Un ídolo en la cumbre de su carrera artística muere en forma absurda. Decimos absurda porque es un accidente que ocurre en tierra. El avión que trasladaba a Gardel y sus acompañantes no había despegado y se produce un choque con otro avión. Seguramente en una competencia para demostrar habilidades en el pilotaje aéreo.

Así termina la vida de Gardel y nace el mito, vigente aún después de 70 años. Los gardelianos de las viejas y nuevas generaciones afirman, sin lugar a dudas, ni exageraciones que: “Gardel cada día canta mejor”.

En Cúa a partir del año 35 se desarrolla una gran afición por el tango y fundamentalmente por la figura del “Zorzal Criollo”. El señor Ramón Angelino Manzo y su hermana Olga Angelino, logran acumular una colección de tangos bastante completa y se inicia su difusión. Es interesante señalar que en la calle el Rosario del sector Chupulún, nació uno de mejores y más afamados intérpretes del tango de Venezuela: Esnaldo Avila. A partir de los años 50 llega a Cúa un guatireño que se vinculará a esta población, echará raíces y es hoy más cueño que el cerro de la Danta, nos referimos al señor Jesús Manuel Reverón Blanco, además de sus cualidades humanas que le destacan como un excelente amigo y un consecuente hombre de convicciones y principios, la naturaleza le dotó de una voz extraordinaria, que mantiene en su plenitud, a pesar del leve paso de los años. Pero además sus interpretaciones del tango recuerdan la tesitura gardeliana, sin que se le pueda considerar un imitador: Jesús tiene su propio estilo. Oír cantar a Reverón un vals como “Rosas de Otoño” es sentir la emoción interpretativa de Gardel con el estilo Magaldiano. En Reverón se sintetizan las formas del tango de los grandes maestros pero con sello propio.

La llegada de Reverón a Cúa significó para los gardelianos la oportunidad de mantener vigente el culto al tango. Empezaron a reunirse cada año para conmemorar el aniversario de la tragedia de Medellín. Pero también se tiene la suerte de contar en Cúa con un guitarrista de alto calibre como Ernesto Manzo. Así empezó una peña tanguera donde además de las interpretaciones de Jesús Reverón se incorporan nuevos valores como Diego Pérez, con sus magistrales interpretaciones como el “Gólgota” y “Conciencia” entre otras, impregnadas de un sentimiento único que nos recuerdan al famoso Corsini.

Luciano García, amante del tango y de las interpretaciones gardelianas abre en Cúa por los años 55-56 un bar que se transformó en una referencia nacional de los aficionados de la música del Río de la Plata, llamado el “Bar Continental”. Fue otra contribución formidable a la difusión del tango, en especial para las nuevas generaciones que no tuvieron la experiencia personal del año 35.

Se fueron uniendo los gardelianos como Luis Angelino Manzo, José Agustín Meza, Oseas Mijares, Natalio Maurell, Adolfo Angulo Pérez, Ramón Espinoza, José Guzmán, Herma de Mezones, Julián “Pochito” González, Israel Pacheco, Rafael González Perdomo (“Caballito), un personaje que además de cultivar el tango, cantaba hermosos boleros al estilo “vibrato” del cantante cubano Panchito Riset como “El cuartito” de Mundito Medina, “De cigarro en cigarro” de F. Jiménez “ A las seis es la cita” y otras, En los bares “Los Almendrones” o El Campito” frente a la plaza Bolívar. Posteriormente abre su bar en “La Resbalosa” y luego se muda a “Vista Hermosa”. Allí acudíamos quienes queríamos disfrutar de un verdadero ambiente bohemio en la Cúa de ayer.

Se funda la Peña Gardeliana de Cúa, luego como asociación civil y posteriormente con la incorporación de gardelianos del todo el Tuy, como el Dr. Miguel Rodríguez Franco de Ocumare del Tuy, excelente cantante, inicialmente de música venezolana y hoy día del tango, con una voz de tenor muy bien manejada, “Cotoño” Hernández de Santa Lucía, el señor Adán Figuera de Charallave, el señor Antonio Peña, de la Urbanización Avemaría de Yare, una verdadera autoridad en el conocimiento y la difusión del tango. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Antonio Peña tiene hoy día una de las mas completas colecciones de tango de Venezuela y además todas las películas de Gardel y otras cintas relacionadas con la música argentina. Estas personalidades unidas a las de Cúa fundan la Asociación Civil: “Hermandad Gardeliana de los Valles del Tuy”.

Debemos recordar con especial deferencia la inmensa difusión del tango que realizó, hasta su muerte: Rafael Alvarez” El Gaucho del Pinar” en la Radio Valles del Tuy. Ese programa llegó a ser el decano de los programas de la emisora. Cada domingo promovía la música bonaerense, ininterrumpidamente por casi cuarenta años.

La población de Cúa realmente es aficionada al tango y esto se evidenció durante más de 30 años conmemorando el 24 de junio como el día de Carlos Gardel, con una gran programación con cantantes e interpretes del tango que venían de toda Venezuela. Llegaban a cantar al pie del busto de Gardel, en la plaza que lleva su nombre y en la calle que también tiene el nombre del “Zorzal Criollo” Incluso en algunas oportunidades estuvo una representación de la Embajada Argentina. Esta es la demostración más contundente de un pueblo que rinde homenaje sincero a su ídolo. No hay en Venezuela un pueblo o ciudad más gardeliana que Cúa.

lunes, 27 de abril de 2009

EN CARICUAO - CARACAS - VENEZUELA


Caricuao es el nombre de una de las veintidós parroquias en que se divide el Municipio Libertador, en la ciudad de Santiago de León de Caracas, tomando su nombre del cacique del mismo nombre, quien combatió contra los españoles en el valle de Caracas.

Caricuao es una de las parroquias con más espacios verdes por lo que se le considera el segundo pulmón vegetal de la capital de la República Bolivariana de Venezuela.


Entre dichos espacios verdes se encuentra la Plaza Gardel-Deyon, en la cual está el monumento dedicado al “Zorzal Criollo”, inaugurado el 24 de junio de 1985 con motivo de cumplirse los cincuenta años de su desaparición física.
El busto está colocado sobre un pedestal en el cual hay una placa con el texto siguiente:


La escultura es el punto obligado de reunión cada 24 de junio, en los homenajes rendidos por el Círculo Gardeliano de Caricuao, como así también por la parroquia de la localidad.


En cuanto a Rafael Deyón (1915-1996), fue un popular cantante de boleros, valses y joropos, aunque más reconocido como uno de los mejores cantores de tangos de Venezuela, conjuntamente con Esnaldo Avila, Héctor Cabrera, Alfredo Sadel y Olga Castillo.

En 1946 se presentó en nuestro país, en la sala del desaparecido tablao porteño "El Tronío", en Corrientes al 500, por espacio de un mes, siendo acompañado por los guitarristas José Rivero e Ismael Russo.

En 1997 se reeditaron en un larga duración algunos de sus viejos discos que grabara en Venezuela, bajo el título de “Un recuerdo del tango”, con los siguientes doce temas: “Alma en pena”, “Cuando me entrés a fallar”, “El sol del 25”, “La gayola”, “La última”, “Locura, locura”, “Mano a mano”, “Me olvidaste”, “Milonga sentimental”, “Muriéndome de amor”, “Pasional” e “Y no me dejes corazón”, con el acompañamiento de la orquesta dirigida por el argentino Alberto Di Maggio.


domingo, 26 de abril de 2009

EN CAÑO AMARILLO – CARACAS - VENEZUELA


Carlos Gardel llega a Venezuela en la mañana del 25 de abril de 1935, arribando en la motonave Lara al Puerto de La Guayra, procedente de Puerto Rico.

Una multitud calculada en más de 3.000 personas, debió sortear “El Divino Carlos” (como lo había bautizado la prensa algunos días antes), hasta poder llegar hasta el Hotel Miramar de Macuto, donde almorzó y descansó.

Luego Gardel y su comitiva partieron en ferrocarril rumbo a Caracas, llegando con las primeras sombras de la noche a la estación de Caño Amarillo, siendo recibido nuevamente por una enorme cantidad de admiradores, al punto tal que el tren fue literalmente invadido por el gentío que se había agolpado en la estación, dispuesto a cualquier cosa con tal de ver al máximo cantor. En un momento dado fue tal la presión del público, que debió intervenir la policía y en los forcejeos, hasta el propio Alfredo Le Pera fue golpeado por error por un agente del orden.

En medio del tumulto, los viajeros lograron subir a los automóviles que les aguardaban y partieron hacia el Hotel Majestic, pero el breve trayecto no se pudo terminar por la enorme cantidad de público, debiendo Gardel bajar del mismo y llegar al hotel caminando y por momentos fue llevado en andas.

Actualmente Caño Amarillo es una estación del metro de Caracas y en su acceso se ha creado la Plaza Carlos Gardel y emplazado en 1983 un monumento de bronce en su memoria.

En su monumento Gardel aparece con sus brazos abiertos en actitud de cantar, secundado por dos guitarristas, mientras que un perro completa la escena.

Si bien el rostro del “Zorzal Criollo” está muy bien logrado, no deja de llamar la atención que sólo lo secunden dos guitarristas, cuando en realidad en esa época eran tres, Guillermo Desiderio Barbieri, José María Aguilar y Ángel Domingo Riverol.

Al momento de la inauguración, el Diario "La Vanguardia" de Barcelona, en su edición del 25 de junio de 1983, catalogaba de polémica a la estatua.


Con el transcurso del tiempo las esculturas sufrieron las consecuencias del abandono, mientras que la acción de los “recogelatas” y "mineros urbanos", dejaron a Gardel sin el can y a sus guitarristas bastante deteriorados, hasta que en diciembre de 2004 la C.A. Metro de Caracas inició los trabajos de restauración correspondientes, a través de la empresa Fundición Artística Varela C.A., los cuales contemplaron la restauración de la pátina general del “Zorzal Criollo” y sus músicos y la fundición en bronce de un nuevo perro. También se cambió el anclaje de las piezas en las bases, se realizó un reforzamiento de la estructura con concreto y se colocarán nuevas luminarias.

Así fue que en abril de 2005 fue reinaugurado el monumento a Gardel con la la realización de un evento con la presencia de autoridades municipales y del sector cultural del país, con agrupaciones de tango y como invitado especial el embajador de Argentina en Venezuela, el Doctor Eduardo Alberto Sadous.

Cabe aclarar que en el monumento a Carlos Gardel en Caño Amarillo se realizan homenajes a su memoria. Las actividades son organizadas por el Círculo Gardeliano y la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte), ente adscrito a la Alcaldía del Municipio Bolivariano Libertador.

Posteriormente en octubre de 2008 con el objetivo de recuperar los espacios públicos del casco central de Caracas, más de 150 trabajadores del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), realizaron por quinta vez consecutiva tareas de limpieza, mantenimiento de áreas verdes y embellecimiento de este espacio público, como parte del plan de trabajo voluntario "Caracas Humana, esfuerzo de todos", impulsado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, mientras que el concejal del municipio Libertador, Freddy Rengifo, indicó que en homenaje a Carlos Gardel se develó una placa, mediante la cual se reinaugura la plaza y avenida Carlos Gardel, ubicadas en el sector Caño Amarillo.


En cuanto a la autora de las esculturas, la prestigiosa artista franco-venezolana Marisol Escobar, nació el 22 de mayo de 1930 en París.

Marisol comenzó sus estudios de arte en Los Ángeles en 1946, continuando los mismos en 1949 en Paris y al año siguiente se trasladó a Nueva York, donde fijó su residencia definitiva, viviendo allí actualmente.

Pionera del arte pop a nivel mundial, es mayormente conocida por su técnica de ensamblaje en madera en la que mezclaba pintura, fotografía y objetos de todo tipo en grupos escultóricos de grandes dimensiones. Su trabajo ha sido objeto de una extensa bibliografía, las instituciones más importantes de mundo han adquirido sus obras y se le considera una de las artistas más influyentes del siglo XX.

En diversos sitios de Internet se puede obtener muchísima información sobre Marisol, de la cual compilo la referente a Gardel, como ser: Es una adelantada, una pionera en elevar lo popular al rango de obra de arte y en acercarse con su lenguaje plástico a las protestas de la sociedad. Todavía se recuerdan sus esculturas inspiradas en líderes mundiales, miembros de monarquías y también personas humildes. Construyó una obra sobre Magritte y otra sobre los niños cubanos; destacó la imagen de los indios norteamericanos y la de James Bond con su clásica pipa en la boca, la de Isabel La Católica y la de Carlos Gardel, la de Pablo Picasso, Charles de Gaulle y la del Doctor José Gregorio Hernández, figura popular en Venezuela a quien se atribuyen curaciones milagrosas.

Cinco de sus obras están ubicadas en espacios públicos de Caracas: Bolívar y Bello (IVIC, 1970), José Gregorio Hernández (Hospital Los Magallanes de Catia, 1975), el Padre Sojo (Parroquia de Santa Teresa, 1976), Carlos Gardel (Estación del Metro Caño Amarillo, 1983) y El medallón de Rómulo Betancourt (Parque del Este, 1987).

Creo haber encontrado el motivo de la presencia de un perro en su monumento a Gardel y entiendo que básicamente se debe a que a Marisol Escobar le gustan los animales: Su primera exhibición individual la realizó en 1958, mostrando sus esculturas de animales y figuras totémicas.

Le gustan los animales, sobre todo los perros y los peces. "Ichi, they're friends", le dice a su imponente perra akita que sólo ella puede tocar. Los akita son perros guardianes que en Japón no concebirían tenerlos dentro de un apartamento. Ella, no solamente la cuida con absoluto apego sino que pareciera que la buena voluntad de Ichi tiene mucho que ver con la de su dueña. Si ante un extraño la perra mueve la cola, Marisol sonríe. Así, recibe a sus escasísimas visitas.

El monumento al Doctor José Gregorio Hernández, es acompañado por un venado. Hoy por hoy ese monumento es objeto de adoración de los caraqueños, la gente le pone velas y flores, pero, curiosamente, ya no tiene el venado, igual que le han robado dos veces el perro a la obra de Gardel, y el mismo animal al Bolívar y Bello.


PRESENTACIONES DE CARLOS GARDEL EN CARACAS

Las actuaciones de Gardel en la ciudad capital de la República Bolivariana de Venezuela se iniciaron el 26 de abril de 1935 y finalizaron el 15 de mayo del mismo año. Una de las reseñas más detalladas de las mismas es el aporte de José Guerrero, que se informa en el sitio
http://gardel.unsl.edu.ar/historia_2.htm#jose en el cual se puede leer lo siguiente:

El 26 de abril, es la fecha indicada para la primera actuación con gran promoción de la prensa escrita y radial en el Teatro Principal, aún en pie en una de las esquinas de la Plaza Bolívar. Allí se presenta con todo éxito a lo largo de ocho actuaciones.

Ese día, llovía a cántaros sobre Caracas, pero ello no constituyó ningún obstáculo para los apasionados admiradores. A las 9:15 de la noche se produjo el debut. Era la costumbre alternar la actuación del cantante de turno con la exhibición de una película. Ese día se proyectó un corto metraje de Walt Disney llamado “El perro robado” y luego estrenaron “Por Partida Cuádruple”, una película cómica de Charlie Chase. Los precios para esa noche del debut eran “Patio”, 6 bolívares, “Balcón”, 4 bolívares y “Galería”, 2 bolívares. El cambio de divisa entonces era alrededor de 3 bolívares por dólar americano.

El primer tema que cantó Gardel la noche del 26 de abril fue “Cobardía” de Charlo y Amadori. Luego del tema inaugural interpretó: “Carnaval”, “El Carretero”, “Insomnio”, “Tomo y Obligo”, “Por una cabeza” y “Mi Buenos Aires querido”. Pero más tarde, ante la insistencia y los aplausos interpretó varios otros temas.

El cambió de clima afectó la garganta de Gardel y debió suspender sus actuaciones para ser atendido en la “Policlínica Caracas” por el doctor Pedro González Vera.

La reaparición se produce el domingo 5 de mayo, cuando realiza una magistral interpretación de “Mano a Mano” con el consecuente éxito de proporciones gigantescas.

La última función en el Principal la realizó el jueves 9 de mayo, costando la galería medio bolivar (0,50). Esta rebaja de precio fue solicitada por el propio Gardel para que la gente de escasos recursos también pudiera verlo en escena.

Las ocho actuaciones en el Teatro Principal se realizaron con la boletería totalmente agotada, para un aproximado de 14.500 personas que vieron a Gardel durante sus actuaciones en ese recinto.

El lunes 13 de mayo, realizó una función en el Teatro Rialto, también frente a la Plaza Bolívar, en la misma calle del “Principal”. Desde las tres de la tarde el público hizo interminables colas para entrar a las dos funciones que el Zorzal brindó ese día. El martes 14 de mayo, se presentó de nuevo en el Teatro Rialto con idéntico éxito, en lo que significó su última actuación pública en Caracas.

El miércoles 15 asistió a una audición en la emisora de radio Broadcasting Caracas y cantó un programa escogido por el público oyente.

viernes, 24 de abril de 2009

EL MONUMENTO DE ROSSI MAGLIANO – MONTEVIDEO – URUGUAY


El texto que acompaña la imagen que encabeza esta entrada del blog, es por demás elocuente.

Sucintamente nos ilustra sobre el escultor, el tamaño del busto mayor que el natural y la precisión de los rasgos de Carlos Gardel, quien parece estar en actitud de cantar.

La fotografía pertenece al libro “Estampas de Carlos Gardel”(1), escrito por los autores Américo Zaffaroni y Agustín Pucciano, publicado en Montevideo en 1936 y que está considerado como el primer trabajo sobre la vida y la trayectoria del magno cantor.

A su vez, el busto de Gardel debió ser realizado en dicho año, pues el texto de la imagen dice que el escultor acaba de realizar un bello busto del cantor, por lo cual se puede aseverar que el busto de Rossi Magliano, es el primer monumento dedicado a Carlos Gardel.

Hasta ahora pensaba que el monumento más antiguo en homenaje a Gardel, era el “Busto que Sonríe”, sito en el Mausoleo del “Cementerio de La Chacarita”, inaugurado el 7 de noviembre de 1937, pero el busto realizado en 1936 por Rossi Magliano pasa a desplazarlo de esa condición.

Cabe aclarar que hago referencia al primer monumento conocido hasta el presente, pues en el texto de la fotografía también se puede leer que se trata de una de las mejores interpretaciones escultóricas del gran cantor desaparecido, lo cual podría significar que hayan sido realizadas otras con anterioridad.


EL ESCULTOR, PERIODISTA Y CONSUL ROSSI MAGLIANO

Amadeo Rossi Magliano (1893-1976), nacido en Uruguay, fue un reconocido autor de varias esculturas, expuestas desde fines de la década del 20, tanto en su país natal como en Europa.

Sus primeras exposiciones datan de 1928 y entre sus obras más apreciadas se puede citar el monumento a Albert Einstein, realizado en bronce y basamento de granito martelinado, inaugurado el 7 de abril de 1935 en el Parque Rodó de la ciudad de Montevideo.

Otras obras de su autoría son la escultura “Serenidad”, de 1929; “Desnudo Femenino”, escultura en bronce patinado, con base de mármol, de 32 centímetros de altura, realizada en 1935; monumentos funerarios en el Cementerio de Colonia del Sacramento, de 1942 y el busto en bronce del músico y compositor Eduardo Fabini, realizado en 1929 y expuesto en el Museo de arte Moderno de Madrid.

Existe un libro titulado “28 Obras del Escultor Rossi Magliano”, editado en Montevideo en 1948, que reproduce imágenes de gran parte de su labor escultórica.


En el Diario “La Vanguardia” de Barcelona, se pueden leer varios artículos que lo mencionan, como el del 16 de febrero de 1929, cuando llega a Vigo.

Al parecer estuvo varios meses en dicha ciudad, pues se anuncia su partida el 22 de agosto de 1929.


Recién el 6 de octubre del mismo año, se anuncia su llegada a Barcelona y nos enteramos que también fue periodista.


El artículo publicado el 2 de noviembre de 1929, da cuenta del agasajo que le brindaron al “notable escultor uruguayo Rossi Magliano por el éxito alcanzado con su brillante exposición”, una vez finalizada la misma en Barcelona, con la presencia de distinguidas personalidades.


Casi veintidós años debieron transcurrir para que el escultor volviera a Barcelona. En esta ocasión, según el artículo del diario, llegaba con el propósito de estudiar en Europa el arte gótico y románico y los procedimientos de restauración y conservación de las obras de arte. Además el gobierno uruguayo, lo había designado como cónsul en Rouen, Francia, a partir de 1952.


Por si no se alcanza a leer con claridad el artículo “Un uruguayo en misión artística”, lo reproduzco a continuación.

“Se halla en Barcelona, enviado por el Gobierno de su país, el escultor uruguayo Rossi Magliano, de ascendencia italiana, como su apellido indica. Viene con dos misiones especiales: una del Consejo de Enseñanza Primaria y Normal del Uruguay, que consiste en estudiar en Europa todo lo relacionado con el arte para su aplicación en las escuelas de su país; y otra del Municipio, consistente en ver y asimilar los procedimientos de restauración y conservación de obras de arte. Quiere dar a conocer en Uruguay los tesoros artísticos góticos y dománicos existentes en España, por lo que se ha puesto en contacto con el comisario general del Patrimonio Artístico Nacional, de quien ha recibido toda clase de facilidades al respecto. Ha sido nombrado por su Gobierno cónsul en Rouen (Francia) y tomará posesión del cargo el año entrante. Para entonces piensa organizar una Exposición' en París, otra en Barcelona y una última en Madrid, ya que desea dar a conocer en Uruguay los tesoros artísticos góticos y románicos museos obras suyas en las que se muestra como un artista del modelado y la talla dentro de la escuela clásica e imperecedera y desea gestionar el envío a su país de reproducciones de las obras de arte más destacadas románicas y góticas de nuestra nación”.


(1) Agradezco a mi amiga Clara Koser, titular en Internet de los sitios http://www.gardel.us/ y http://HermosoGardel.com/ por haber encontrado la imagen del busto en el libro “Estampas de Carlos Gardel” y hacerme llegar una copia de la misma, sin la cual no hubiese tomado conocimiento del presente monumento y desarrollar esta entrada en el blog.

jueves, 23 de abril de 2009

EN VILLA MARGARITA - CANELONES - URUGUAY

En Villa Margarita, en la ciudad de Barros Blancos del Departamento de Canelones, se encuentra emplazado el primer monumento dedicado a Carlos Gardel en Uruguay.

El 26 de octubre de 1959, el pintor Américo Masaguez terminó de construir la escultura de cuerpo entero de Gardel, la cual instaló al costado de su vivienda, ubicada a la altura del kilómetro 24, a pocos pasos de la ruta 8 y a una cuadra de la ruta 74.

Sin duda uno de los mejores monumentos erigidos a Carlos Gardel es el realizado por Masaguez. "El Zorzal" está impecablemente vestido con pantalón gris claro y saco negro con pañuelo blanco en el bolsillo superior, reemplazando la corbata por un pañuelo anudado en el cuello, completando su atuendo con el clásico sombrero ladeado de color marrón.

Magníficamente lograda por su autor, es notoria la clara actitud de que Gardel está cantando, demostrada con su boca entreabierta de la cual parece salir su voz privilegiada, dejando ver su inconfundible dentadura, a la que se suma la clásica postura de Gardel en el escenario al colocar su mano izquierda en el bolsillo del saco y su mano derecha extendida.

Para completar la escena decoró una pared lateral como si fuera un bar, pintó la leyenda "Tango Bar", la última película que filmó el máximo cantor y al costado de la casa puso la placa con el nombre de "Calle Gardel", que según algunos historiadores fue la primera de una innumerable lista de arterias que llevan su nombre en una infinidad de ciudades.

Masaguez, que había nacido el 25 de noviembre de 1913 en Villa Española, Montevideo, se radicó en Villa Margarita, donde falleciera el 29 de julio de 1999.

En reportajes periodísticos el pintor solía manifestar: "Fue tal la admiración por El Mago, que desde muy pequeño empecé escuchando su música y su forma de cantar en una vieja fonola, cuando se hacían bailes en casa de mi abuela. Así se fue enraizando esa pasión a lo largo de los años, a tal punto que decidí hacer la estatua de Carlos Gardel y colocarla en mi propio hogar en Villa Margarita. Un 26 de octubre de 1959 culminé la obra y levanté la majestuosa figura del Zorzal Criollo con un sistema de sonido que incorporé y cada domingo los vecinos y curiosos se paraban a escuchar la voz del cantor".

Cabe aclarar que según el historiador Gabriel Peluffo, la estatua cantante tenía dentro del cuerpo un parlante conectado a un tocadiscos, de manera que Gardel cantaba y los vecinos le ponían flores todos los años.


La Sra. Julia Elena, una de los siete hijos del pintor, manifestó a la prensa: "Llegué a Barros Blancos con dos años y recuerdo a mi padre siempre pintando y relatándonos historias, era un apasionado de Gardel. Cuando joven en el Barrio de la Unión los vecinos le pedían que dibujara algo con tiza sobre la calle, nunca estudió era un aficionado, además pintaba carteles, carros, camiones y ómnibus de la época, era un gran dibujante. Recuerdo la inauguración aquel 26 de octubre de 1959, la casa llena de gente, estuvo Donato Racciatti y Pintín Castellanos y vinieron artistas de Argentina y Brasil, fue un gran acontecimiento".

Si bien tanto el autor de la escultura como su hija fechaban la inauguración de la estatua el día 26 de octubre de 1959, el Diario "La Vanguardia" de Barcelona, anunciaba el evento dos días antes.


El monumento que fuera reconocido como patrimonio de la localidad, fue incomprensiblemente dañado en febrero de 2004. A la estatua le fue arrancado un brazo y se la pintó grotescamente de color rojo. Algunas instituciones y vecinos de la zona ayudaron en la restauración, pero actualmente continúa en pésimo estado debido principalmente al inexorable paso del tiempo.

La calle donde viviera el pintor y su entorno denuncian un absoluto abandono y aquel Carlos Gardel que Américo Masaguez realizara con tanto amor por el máximo cantor de todos los tiempos, hoy está mudo y nadie le lleva un ramo de flores, desafiando la desidia, el olvido y el vandalismo.

miércoles, 22 de abril de 2009

EN VILLA COLÓN - MONTEVIDEO - URUGUAY


La Villa Colón fue fundada a mediados del siglo IXX por Perfecto Giot, quien se encargó de delinear sus avenidas, calles y plazas al estilo del parque Monceau de París y plantó los actualmente añosos eucaliptos que siguen siendo atractivos del lugar.

Con el tiempo la villa pasó a formar parte de Montevideo, como un barrio más de la ciudad, pasando a ser conocido como Barrio Colón directamente.

En la calle Gütenberg 6265, vive el prestigioso escultor Ulrico Habegger Balparda y en su atelier se pueden observar una gran cantidad de estatuas y bustos de próceres, figuras e ídolos populares como: José Gervasio Artigas, Juan Antonio Lavalleja, Fructuoso Rivera, José Batlle y Ordóñez, Solano López, Luis Alberto de Herrera, Don Orione, Aparicio Saravia, Leonel Rocca, Eduardo Fabini, Julio Sosa y por supuesto Carlos Gardel.

Además ha realizado monumentos que se exponen públicamente como ser: el del Indio Tabaré, del Coronel Bernabé Rivera y de la Orixá Umbandista, por citar sólo algunos de ellos.

No teniendo fotografía de su escultura de Gardel, sólo nos queda conformarnos con la imagen de su autor junto a un modelo a escala de una de sus obras.


martes, 21 de abril de 2009

EN VALLE EDÉN - TACUAREMBÓ - URUGUAY

Valle Edén está situada a 23 kilómetros al oeste de la ciudad de Tacuarembó, siendo conocida turísticamente como uno de los paisajes mas atractivos del Uruguay, rodeado de espesa vegetación, sierras y abundante flora y fauna autóctona.

En el Museo Carlos Gardel en Valle Edén se encuentra un busto de Carlos Gardel, realizado por Richard Silva, escultor uruguayo nacido en 1945 y que falleciera en enero de 2003, en Sydney, Australia, donde residía.

El monumento consiste en una obra escultórica de 40 centímetros de ancho, por 25 de alto y 20 de profundidad, con un busto de Gardel que se origina en una piedra que va tomando la forma del famoso cantor, rodeado de un farol y una guitarra, en un escenario de madera.

Antes de fallecer el escultor donó su obra a Víctor Avero, también uruguayo y residente en Sydney, quien procedió a donarlo al Museo Carlos Gardel, por intermedio de la Academia del Tango de Uruguay.

Víctor Avero es socio correspondiente en Sydney de la Academia del Tango de Uruguay, habiendo partido hacia Australia en 1974 donde continuó con su trabajo de tornero (actualmente jubilado) y es difusor del tango a través de sus programas "Champagne Tango" y "Tangos en Azul y Blanco”, por Radio Río de Sydney.

La obra de Richard Silva fue recibida en muy malas condiciones, a pesar de que fuera perfectamente embalada por Avero, por lo cual la Academia del Tango se encargó de restaurarla, tarea realizada por Jorge Antonio Filloy Linares en la ciudad de Canelones.

Una vez restaurada, fue ubicada en el museo el 24 de junio de 2008, al cumplirse 73 años del fallecimiento de Gardel, con la presencia del Doctor Nelson Sica Dell´Isola, presidente de la Academia del Tango de Uruguay y los cantantes Luz Mary y Sergio Canale.

Cabe recordar que además se exhibe en el museo otro busto de Carlos Gardel, aunque no puedo saber si está en exposición, puesto que como se ve en la imagen siguiente, está ubicado junto a diversos productos o mercaderías destinados a la venta.

lunes, 20 de abril de 2009

MONUMENTO SIN INAUGURAR - TACUAREMBÓ - URUGUAY


Fue realizado por el Profesor Juan Pedro Morra Rodríguez, nacido en la ciudad de Sarandí Grande, departamento de Florida, el 3 de noviembre de 1934 y fallecido el 5 de febrero de 2003, quien también realizara otros monumentos a Gardel en Montevideo y en Florida.

Prolífico escultor realizó entre otros los monumentos de Fray Marcos, Tabaré Echeverri, Dora de Vechi, Santiago Chalar, José Batlle y Ordóñez, Escudo de Canelones, Virgen de los 33, Virgen de Guadalupe, Virgen de Lourdes, Bajorrelieves de Juan Pablo II, Horacio Quiroga (uno para el Museo del Louvre en París y otro para la Universidad de Virginia en Estados Unidos), Benito Quinquela Martín, Monumentos a la Madre y mil cuatrocientos veintidós bustos de José Gervasio Artigas diseminados en distintos centros de enseñanza.

Se hace difícil saber cuales fueron los motivos que el monumento a Gardel no fuera inaugurado en Tacuarembó, más teniendo en cuenta que recién el 24 de junio de 1995, se emplaza el primer monumento en su homenaje en la “Plazoleta Carlos Gardel”.

domingo, 19 de abril de 2009

EN LOS PREMIOS CARLOS GARDEL – TACUAREMBÓ – URUGUAY

Los Premios Carlos Gardel se entregan como reconocimiento a la trayectoria en diversas actividades de aquellas personas nacidas en Tacuarembó o que hayan tenido vínculos directos con el desarrollo social del Departamento.

Las estatuillas de los premios, realizada por el escultor de Paysandú, Ignacio Colombo, consisten en una muy buena imagen de Carlos Gardel, asentada sobre una base de madera.

La iniciativa de los premios corresponde al Dr. Carlos Arezzo Posada, empresario radial, creador de la "Fiesta de la Patria Gaucha" y de la "Semana Gardeliana" y actual presidente de la "Fundación Carlos Gardel".

La primera entrega se realizó el 25 de noviembre de 2006, en los salones de Club Democrático de la ciudad de Tacuarembó, en coincidencia con los festejos conmemorativos de los aniversarios del organizador con sus emisoras de radio AM y FM, en homenaje a los 40 años de Radio Tacuarembó 1280 AM, a los 20 años de FM Armonía 92.5 y en los 30 años de Radio Ibirapitá de San Gregorio de Polanco.

El Gardel de Oro fue para la reconocida cantante Olga Delgrossi, mientras que las restantes doce estatuillas fueron para:

Joven Tango, pionera institución social y tanguera.
Tangueros del 90, dirigida por el Profesor Daniel Vallejo.
Silvestre Ramón Collan "El Buey", conocido artísticamente como "Roberto Muró", cantante de tango.
Dinarte "Toto" Latorre, músico y promotor del tango.
Wilmar López, artista plástico, autor de los afiches que identifican a la "Fiesta de la Patria Gaucha".
Andrés Silva, atleta, recordman sudamericano, continental y campeón mundial de atletismo.
Daniel Castro, periodista integrante del staff informativo de Monte Carlo TV Canal 4 de Montevideo.
Juan Carlos López, periodista y conductor de Radio y TV.
Abayubá Valdez, representante de la firma José A. Valdez y Cía.
Centro de Neurocirugía de Tacuarembó (CERENET), por su obra social en el Hospital de Tacuarembó.
Santiago Batello, cantante del Grupo Marulata.
Washington Benavides, profesor, poeta y escritor.

Entiendo que ha sido la única entrega de estos premios hasta la fecha, por lo menos no encontré más información de que se hubieran realizado entregas posteriores.

En cuanto a Ignacio Colombo, el autor de la estatuilla de Gardel, se inició en 2002 en el taller de su padre Alvar Colombo, nacido el 9 de Mayo de 1942, con quien sigue trabajando en su galería sita en la Avenida Brasil 496 en la ciudad de Paysandú.

Otros trabajos de Ignacio Colombo son la imagen del Padre Pío y los trofeos del Carnaval de Paysandú en los años 2006 y 2007.


Actualización del 21 de diciembre de 2009

Desde el 4 al 11 de diciembre de 2009, se realizó la segunda semana gardeliana, que en esta oportunidad se denominó "Gardel, Tacuarembó de fiesta, milonga y toques".

En el marco de esta semana se llevó a cabo el XIII Festival Internacional "Vení a cantarle a Gardel", la 13ª edición del "Encuentro Nacional de Bandoneones", y la cuarta entrega de los premios "Carlos Gardel", llevada a cabo el día 5 del corriente.

Doce estatuillas fueron otorgadas a diferentes personalidades de la sociedad, la cultura y el deporte y se honró con el Gardel de Oro a la investigadora argentina Martina Iñiguez, premio que le fue entregado por el Intendente de Tacuarembó, Prof. Wilson Ezquerra Martinotti y el Director General de Cultura, Turismo, Deporte y Juventud de la IMT, Dr. Carlos Arezzo Posada, quien destacó en pocas palabras la labor investigativa de la homenajeada.

La Sra. Iñiguez agradeció la distinción muy emocionada, con el recitado de su poema "Al Zorzalito de Tambores".


Fuente de la información en el sitio:


Las dos fotos de esta actualización, son por cortesía de Martina Iñiguez.

sábado, 18 de abril de 2009

EN BATOVI – TACUAREMBÓ – URUGUAY



Es una gigantografía de Carlos Gardel que se encuentra ubicada a la izquierda de la Ruta Nacional Nº 5, viniendo del sur, en el acceso a Tacuarembó, en el pueblo de Batovi.

Batovi es una palabra de origen guaraní que significa seno de la virgen o seno (pezón) de mujer, debido a la forma del Cerro del mismo nombre, declarado Monumento Histórico Departamental de Tacuarembó, mediante el Decreto 05/04 del 12 de agosto de 2004.

Fue instalado el 27 de diciembre de 1997, según informa Alejandra Porciúncula representante de la empresa Publicartel S.A., encargada de su fabricación y colocación, quien también brinda en el sitio http://www.publicartel.com los siguientes datos:

"El reto más importante que hemos enfrentado", asegura Alejandra, "que demandó el mayor número de recursos humanos intelectuales y técnicos fue El Gardelazo. Se trata de un cartel de vía pública de 16m de base por 27m de altura, comparable con un edificio de 8 pisos. Esta enorme pantalla requirió un arduo trabajo del ingeniero de planta para reforzar la estructura y asegurar su permanencia erguida y resistencia a los impactos del clima. Hace 7 años que el cartel fue instalado y a pesar del paso del tiempo no ha presentado ningún problema. Es el cartel más alto que existe en la zona, pero su importancia no se basa únicamente en las dimensiones, sino que constituye un homenaje al más grande de nuestros artistas de gran reconocimiento mundial, Carlos Gardel. Esta pieza única se alza en la ruta 5 a la entrada de Tacuarembó y es una réplica de una caricatura realizada por Rodolfo Arotxarena Arotxa. Los pintores tuvieron que repetir con sus manos esa obra de arte con una dificultad extra, no tener nunca todos los paños que conforman el cartel armado. A pesar del gran tamaño de nuestra planta, no tenemos un espacio libre para armar un cartel de estas dimensiones, así que el trabajo no se apreció completo hasta que fue instalado. Como broche de oro el cartel debió instalarse con una fecha estipulada por el cliente, el 27/12/97".

El cartel tiene en su base una ingeniosa leyenda que dice: “BIENVENIDOS A EL PAIS DE GARDEL”, con la cual se quiere dar a entender un origen uruguayo del máximo cantor y la publicidad del Diario “El País”.

El autor original de la caricatura de Gardel es el artista Rodolfo Arotxarena “Arotxa”, uno de los más destacados de Uruguay.

En el sitio http://muva.elpais.com.uy/Esp/info/arotxa/indexbio.html figura su curriculum vitae, del cual extraigo sus datos relacionados sobre el tema, como ser que nació en Montevideo el 7 de septiembre de 1958. Autodidacta, ingresó en 1975 como caricaturista al diario “El País”, en donde trabaja hasta la fecha.

Se presentó en 1979 en Alemania, en 1977, 1980 1983 en Estados Unidos, en 1987 en Australia, en 1992 en Hungría y Checoslovaquia, en 1993 en Bulgaria y en 2000 en Paraguay.

En 1995 recibió el premio José Morosoli como caricaturista - humor gráfico, en 2003 el premio “ALAS” en Artes Plásticas en mérito a su obra “Caudillos” y sus caricaturas.

Previamente en 1997 su obra "El Gardelazo" (gigantografía - homenaje a Carlos Gardel) obtiene el primer puesto en el concurso de murales y gráficos de gran formato público en Cincinnati, Ohio.

También indica que en 1997 realiza el emplazamiento de una gigantografía, denominada "El Gardelazo", de 17 metros de base por 26 metros de altura, sobre la figura de Carlos Gardel en el Departamento de Tacuarembó, aunque según la responsable de la firma constructora, Rodolfo Arotxarena no participó en la instalación de la misma.

El Gardelazo es una gigantografía, tal cual la define Arotxa, o un cartel publicitario, de esos que abundan a los costados de las rutas, como expresa Alejandra Porciúncula en nombre de la empresa constructora. Solamente por su tamaño y porque muchos se refieren a él como un monumento a Gardel, es incluido en este blog.